3 Tipos de chocolates monorigen para reposterías gourmet


El chocolate monorigen es un tipo de chocolate que mantiene inalterada sus propiedades naturales en cuanto al sabor, olor, textura y color. Sin duda que estas características favorecen el proceso de elaboración de la pasta de cacao dando paso a la creación de productos auténticos y equilibrados para la elaboración de recetas exclusivas.
Hoy queremos compartir tres tipos de chocolates ideales para el recubrimiento, especialmente en el área de la repostería de gran calidad, sus usos y algunos consejos para destacar en la cocina.


1.    Chocolate de cobertura de caramelo

También es conocido como leche de caramelo dentro de sus características principales están el sabor, la cremosidad, la fluidez y la capacidad para cristalizar. El color intenso del toffee lo convierten en un producto sutil al gusto y muy apreciado por los paladares más exigentes de estos sabores.

Este tipo de chocolate es empleado para la elaboración de recetas de pastelería y repostería, así como también para la creación de cremas, espumas y para tomar caliente en el invierno.
Te recomendamos su uso en la heladería para crear el efecto de la stracciatella y su inclusión en postres semifríos. También es reconocido como un ingrediente indispensable para la creación de los huevos de pascua por su viscosidad, además es utilizado para ofrecer acabados llamativos favoreciendo técnicas como la de repintar el producto.    

2.    Chocolate negro de cobertura

El chocolate negro posee un indiscutible e intenso aroma a cacao, que en su gusto mantiene pinceladas de amargor y delicada acidez. En cuanto a su uso es muy amplio y puede ser el protagonista en la cata de chocolates, así como también es ingrediente distintivo en bombones calientes, infusiones, entre otras. Este tipo de chocolate también es utilizado para los revestimientos en la repostería siendo un gran aliado en la combinación de cremas, rellenos y espumas en la pastelería.

3.    Pasta de cacao

La pasta de cacao es un producto 100% cacao y sirve para la creación de cualquier receta en la repostería, pastelería incluso en la heladería. Este producto permite dar rienda suelta a nuestra imaginación para crear y experimentar nuevas combinaciones aprovechando al máximo el exótico amargor característico de este producto. Sus usos más emblemáticos están asociados a la cobertura en repostería, sabores intensos en la heladería, y finalmente en sorbetes aromáticos con un gusto de carácter.   
Estos tres tipos de chocolate son lo más exquisito y distintivo de los países productores de cacao como lo son Italia, Republica Dominicana y el de Venezuela que aporta sabores inigualables a los paladares más exigentes de toda Europa.  


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

¿Cómo atemperar el chocolate?